El proceso de soldadura es imprescindible en la industria. El sector aeroespacial, el naval o la industria automovilística son inconcebibles sin estos procesos de fijación y unión de materiales. En este artículo te contamos qué es la soldadura MIG/MAG y cuáles son sus aplicaciones.

¿Qué es la soldadura MIG/MAG?

El nombre viene del inglés Metal Inert Gas / Metal Active Gas, en algunas regiones llamado también GMAW (Gas Metal Arc Welding – Soldadura al arco metálico con gas). El arco se forma por un electrodo compuesto por el hilo del material a aportar, que se funde bajo un medio de gas protector.

En el caso de la soldadura MIG se utilizan principalmente argón, helio o una combinación de ambos. Estos gases son inertes y no participan activamente en el proceso de soldadura.

En la soldadura MAG se emplean gases activos que sí tienen un papel en este proceso. Principalmente se utiliza dióxido de carbono (CO2), a veces combinado con argón y/u oxígeno. Las proporciones de cada uno de ellos dependerán de muchos factores, como la forma del cordón, la penetración, tipo de metal, etc. El CO2 tiene carácter oxidante y absorbe calor del arco para cederlo a la base.

Esquema soldadura MIGMAG

1.Metal base. 2.Entorno de gas de protección. 3.Baño de fusión. 4.Hilo. 5.Salida gas de protección.

¿Por qué se usa gas en la soldadura MIG/MAG?

Los gases atmosféricos pueden contaminar y/o reaccionar con el metal fundido, incluso aportar impurezas y escorias, produciendo un cordón de soldadura heterogéneo, débil y poroso.

Por eso se utilizan gases de protección. Estos aíslan el baño de fusión de la atmósfera adyacente y garantizan una soldadura uniforme, continua y de mejor calidad.

¿Para qué está indicada la soldadura MIG/MAG?

Una de las principales ventajas de este tipo de soldadura es que el metal se deposita a gran velocidad en cualquier posición, lo que optimiza la producción de piezas. Además, produce costuras muy resistentes y de gran durabilidad.

Está indicada para los materiales más comunes, aunque su máxima eficacia se alcanza en espesores pequeños/medios de aleaciones de aluminio y acero. Es importante elegir el tipo de soldadura idóneo, pues mientras MIG es más adecuado para metales no ferrosos, MAG se utiliza para aceros.

Al ser una tecnología tan versátil es frecuente encontrarla en la fabricación de componentes metálicos, en construcción, en los sectores del automóvil, naval, y en el ámbito industrial en general.

Para proyectos que precisen de este tipo de soldadura, nuestra nueva máquina TruArc Weld 1000 te ofrece costuras de mucha calidad un 20% más rápido que la soldadura manual gracias a su brazo automatizado.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas y continuar” o configurarlas o rechazar su uso clicando en el botón “Configurar/Rechazar Cookies”. Si deseas obtener información más detallada, consulta nuestra Política de cookies.

Privacy Settings saved!
Servicio de Cookies

Si navega por nuestro sitio web, estará aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente política de cookies. Esta política puede ser actualizada, por lo que le invitamos a revisarla de forma regular.

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento de la web, no son desactivables.

Son aquellas que sirven para una correcta navegación o cookies que sirven para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente con propósitos de mantenimiento periódico, y en aras de garantizar el mejor servicio posible al usuario.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios